3 pasos para salir de las crisis

Si algo podemos aprender de todas las crisis es que siempre son causadas por omisión; empiezan por un pequeño problema que dejamos crecer y crecer hasta que llega a un tamaño que ya es muy difícil de manejar. ¿Por qué no atendimos el problema cuando recién se presentó? Encontrar la respuesta a esta pregunta es el primer paso para evitar que la crisis empeore y se vuelva a presentar. El segundo paso está en detener la caída y esto es probablemente lo más doloroso porque requiere una actitud agresiva ante tus miedos y tus dudas, requiere hacer cosas muy fuera de tu zona de confort, requiere una explosión de creatividad para encontrar alternativas y de valentía para llevarlas a la práctica. Para llevar a cabo este segundo paso es indispensable restaurar tu autoestima; sin ésta pierdes tu energía, tu concentración, tu creatividad y tu optimismo; se bloquean seriamente todas tus capacidades intelectuales y emocionales, es esencial que recuperes esos recursos porque te serán indispensables para salir de la crisis y para crear un nuevo impulso para tu crecimiento.

¿De qué se alimenta tu autoestima? De tu capacidad para satisfacer tus necesidades humanas. Si no tienes dinero para cubrir tus necesidades, no tienes amigos, no tienes familia, no te gusta tu trabajo, tu vida es aburrida, vives muy lejos de lograr explotar tus potenciales, por supuesto que tu autoestima estará por los suelos. Necesitas enfocarte en satisfacer al menos algunas de esas necesidades porque esos son los ámbitos que dan soporte a tu bienestar.

Para restaurar tu autoestima, para empezar piensa, ¿cuáles son los pilares que con un mínimo de restauración te darán el mayor soporte? Y entonces te pones manos a la obra con acciones concretas. ¿Qué puedo hacer para tener amigos? ¿qué necesito hacer para mejorar la relación con mi familia? ¿qué puedo hacer para mejorar mi salud?

Lo mejor para vencer los miedos y las dudas es empezar con pequeños pasos; cada pequeño éxito que vayas logrando será una inyección de entusiasmo y confianza que va restaurando tu autoestima.

En el camino de restaurar esos pilares desarrollarás nuevas competencias que te permitirán salir definitivamente del atolladero y crear nuevas perspectivas de vida. Y esas nuevas perspectivas significan nuevos pilares que dan un mejor soporte a tu vida y la meten en un círculo virtuoso; así es como los problemas se convierten en nuevas oportunidades. Lo mismo funciona para una persona que para organizaciones completas.

Facebook Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of