En este nuevo año, mi mejor deseo para ti es que dejes de malgastar tu tiempo.

¿Alguna vez has reflexionado cuánto tiempo has perdido en tu vida? Diariamente, ¿cuánto tiempo pierdes en redes sociales? ¿en chismes? ¿en pensamientos negativos? ¿en críticas? ¿en quejas?

¿Cuánto de tu tiempo diario es realmente útil para tu bienestar? Si tan solo perdieras 3 horas al día en cosas inútiles (te aseguro que pierdes más), significa una pérdida de 21 horas a la semana, 90 horas al mes; 45 días al año desperdiciados en tonterías.

Ahora a eso súmale el tiempo gastado en relaciones y trabajos que te han arruinado emocionalmente, en tratar de complacer a personas que nunca te han respetado ni mostrado aprecio, en las consecuencias de errores que cometiste por no pensar antes de actuar, en proyectos pospuestos por miedo al fracaso o proyectos fracasados porque nunca les diste tu máximo esfuerzo. Aún si somos optimistas y consideramos todo como buena experiencia, son años y años de tiempo que pudiéramos haber utilizado mucho más eficientemente.

 

Cada uno de nosotros pierde ese impresionante monto de tiempo a su propio estilo de acuerdo a su personalidad. Te invito a que realices este test de personalidad muy sencillo. Una vez que descubras tus rasgos predominantes de personalidad, lee e integra a tu vida los tips muy sencillos que te regalo y que te ayudarán a aprovechar tu tiempo, y por lo tanto, a llevar tu vida de manera más eficiente, satisfactoria y feliz.

Responde el test con gran honestidad:

 

Califica con un 5 a la palabra o enunciado que mejor conteste la pregunta del cuestionario. Con un 4 a la siguiente mejor y así hasta calificar con un 1 a la peor.

Por ejemplo: ¿Qué palabra te describe mejor?

Platicador, amable, ansioso, eficiente, imaginativo. Si consideras que la palabra que mejor te describe es platicador entonces le calificas con un 5. Si después de platicador te consideras amable, calificas entonces la palabra amable con un 4. También te consideras eficiente, pero un poco menos que platicador y amable, entonces eficiente le calificas con un 3. Por último, eres un poco más ansioso que imaginativo, así que calificas ansioso con un 2 e imaginativo con la calificación mínima, un 1, ya que es la palabra que menos identificas contigo. Y así contestas todas las preguntas. No puedes calificar dos palabras con el mismo número.

 

Una vez que calificaste cada una de las oraciones, suma los números de cada columna, de tal manera que los resultados queden en los espacios de las X en la parte baja de cada columna.

 

A la columna 1 le corresponde el rasgo de personalidad llamado Extroversión.

A la columna 2 le corresponde el rasgo llamado Cordialidad.

A la columna 3 le corresponde el rasgo llamado Neuroticismo.

A la columna 4 le corresponde el rasgo llamado Responsabilidad/Tesón.

A la columna 5 le corresponde el rasgo llamado Apertura a la experiencia.

 

EXTROVERSIÓN

Si tu mayor puntuación se encuentra en la columna 1, entonces eres una persona extrovertida; eres una persona positiva que disfruta hacer y pasar tiempo con amigos. Estar alrededor de otras personas te hace feliz y te llena de energía. Por el contrario, si tienes una puntuación muy baja en la columna 1 significa que eres una persona introvertida; prefieres estar a solas y hablas en poco volumen.

 

Todos conocemos los beneficios de ser extrovertidos. Es un rasgo esencial en nuestra habilidad para socializar y por lo tanto muy recomendable, sin embargo, socializar en exceso es una práctica muy común entre las personas extrovertidas que las puede llevar a vidas de vicio e irresponsabilidad.

Vigila también que el disfrute de la compañía de otras personas no se convierta en una necesidad extrema para ti. Si comer a solas, reflexionar a solas, ir al cine o viajar sin compañía te parece un deporte extremo, te recomiendo que te retes a hacerlo de vez en cuando o de otra manera tus estados de ánimo y tus actividades siempre estarán dependientes de otras personas y perderás el control de tu vida. Si vives en el otro extremo, donde hacer cualquier actividad en compañía de otros te parece una idea detestable, considera que es muy difícil alcanzar el éxito y el bienestar a solas, ya que por naturaleza somos animales sociales.

 

CORDIALIDAD

La cordialidad es un arma de doble filo; por un lado, es un rasgo que nos permite conectarnos emocionalmente con otras personas, ser empáticos y considerados. Pero un exceso de cordialidad nos lleva a tolerar todo tipo de circunstancias no favorables para nosotros. Un jefe muy cordial por ejemplo, puede tolerar todo tipo de ineficiencias y malos comportamientos de su equipo y no se atreve a corregirlos; le es muy incómodo pensar que puede herir los sentimientos de sus empleados o provocar un conflicto y por lo tanto busca todo tipo de pretextos para justificar errores y omisiones. Unos padres muy cordiales permiten todo tipo de excesos a sus hijos hasta convertirlos en monstruos insoportables.

Un alto rasgo de cordialidad te resta poder para negociar y tomar tus propias decisiones, prefieres dejar la iniciativa a otros con una alta posibilidad de que abusen de ti y te pierdan el respeto. Puedes perder muchísimo tiempo de tu vida al lado de personas que no son beneficiosas para ti y que no te valoran.

Si tu puntuación en la columna 2 de Cordialidad fue una de las más altas, empieza de inmediato a practicar el desarrollo de mayor confianza y asertividad. Al principio puede ser muy difícil, pero empieza con cosas pequeñas: escoge tú la película que quieres ver, en lugar de contestar con el típico “lo que tú quieras”, lo mismo para escoger el restaurante o la comida. No huyas del conflicto; no se trata de pelear agresivamente por todo, pero sí de defender opiniones e ideas que son muy importantes para ti y empezar a sentir el poder de regreso, eliminando esa sensación de que todo mundo se aprovecha de ti y no te valora, disminuyendo también el resentimiento que has venido acumulando.

El correcto balance de cordialidad lo puedes observar en personas que exudan seguridad; son amables y consideradas, expresan la crítica y el halago con la misma naturalidad y sobriedad (dicen la verdad aunque duela), y te hacen sentir que puedes contar con ellas en todo momento, pero si buscas abusar de ellas vas a sufrir las consecuencias.

Rompe las reglas de vez en cuando, sin remordimientos y sin importar lo que piensen los demás. Recuerda también que para solucionar un problema el primer requisito es reconocerlo y eso siempre generará conflictos. Así, si huyes siempre del conflicto estás condenado a vivir con problemas y en incomodidad perpetua.

 

Si por el contrario, tu puntuación en cordialidad es de las más bajas, esto afectará muy negativamente tus relaciones de trabajo y de familia, por lo que es indispensable que lo manejes para poder funcionar en sociedad. ¿Qué puedes hacer? También empieza con “pasitos de bebé”: saluda a la gente, haz favores, compra un café a tus compañeros o tu equipo de trabajo. Empieza a desarrollar genuino interés por las vidas de otros; te llevarás grandes sorpresas de lo interesantes que pueden resultar incluso las personas más ordinarias cuando te permites conocerlas.

 

NEUROTICISMO

Si la columna 3 tiene uno de los valores más altos, significa que un alto neuroticismo es predominante en tu personalidad, es decir, eres propenso a la ansiedad y a tener emociones negativas. Esto también significa que eres presa de tus miedos porque éstos nacen de tus pensamientos y emociones negativas. Si este es el caso, pasas gran parte de tu vida sin tomar riesgos: no te acercas a la gente por el riesgo a ser rechazado, no persigues tus sueños por el riesgo a tener fracasos. El neuroticismo te inmoviliza, por eso la vacuna para remediarlo está en la acción. Si tu neuroticismo es alto, lo peor que puedes hacer es invertir tu tiempo en pensar y analizar, haz lo contrario: actúa, confronta tus miedos de manera progresiva. Si te da miedo por ejemplo hablar a la gente, empieza un día por ir a un lugar con mucha gente aunque no hables con nadie, al día siguiente busca sonreírles, el siguiente los saludas y así hasta llegar a entablar una pequeña conversación después de varios días.

Hazte responsable por tu mejora y para ello vas a necesitar disciplina y callar a tu mente. No hay mejor manera de callar a tu mente que establecer rutinas, porque éstas te permiten hacer las cosas sin tener que pensarlas. Así, establece rutinas en tu vida, utiliza una agenda y ve incrementando su complejidad. Si por ejemplo, te cuesta ir al gimnasio a las 6am 4 veces a la semana, empieza por ir dos días a las 7am y vas incrementando la complejidad. No te martirices, balancea en tu vida las actividades que consideras placenteras y aquellas que consideras obligaciones; quizás comienza con 90% placer y 10% obligación y lo vas balanceando cada día, pero asegúrate en no convertir tus días en un martirio, porque eso incrementará tu neuroticismo, hazlo de manera gradual hasta que te sea tan fácil que dejará todo de ser para ti un sacrificio y un martirio y tendrás así una vida más placentera.

 

Un tip más si eres alto en neuroticismo y utilizas las redes sociales y las noticias solo para llenarte de comentarios y situaciones tóxicas: elimínalos de tu vida. No necesitas llenarte de la basura que muchas personas desechan en estos medios. Rodéate de personas y situaciones que promuevan tu bienestar emocional.

RESPONSABILIDAD / TESÓN

Si los valores de la columna 4 son los más altos, significa que eres una persona responsable y perseverante, lo cual implica que tomas responsabilidad de tu vida y la organizas de manera eficiente. Un valor extremadamente alto señala una propensión al trabajo excesivo y al perfeccionismo.

Un alto rasgo de responsabilidad / tesón es uno de los mayores predictores de éxito, por lo que es altamente recomendable, pero no lo exime de tener riesgos. Si cuentas con este rasgo, mantente atento a que tu necesidad por ser altamente productivo no te lleve a alejarte de las personas y de las actividades que nutren tu vida emocional.

Para las personas altas en neuroticismo, es bueno recordar que en la acción y la responsabilidad está un excelente remedio para los vaivenes emocionales, por ello las personas con un alto nivel de responsabilidad/tesón usualmente tienen valores bajos en el rasgo de neuroticismo.

Recuerda que ser responsable tiene dos componentes: acción y organización. Si le falta organización a tus actividades serás simplemente una persona que trabaja mucho pero sin resultados, porque serás muy propenso a cometer errores y pagar esas consecuencias.

 

APERTURA A LA EXPERIENCIA

Si los valores de la columna 5 son de los más altos en tu personalidad, implica que eres una persona abierta a diferentes experiencias y diferentes formas de ver la vida, creativa y con cierto grado de sofisticación intelectual. Todo esto suena fabuloso, pero conlleva un gran peligro, por ello para todas las personas creativas es muy útil contar con un “seguro contra sí mismo”. ¿Por qué? Porque por la mente de un creativo pasan tantas ideas, que algunas tienen el potencial de cambiar el mundo y otras tienen el potencial de arruinar su vida por completo. Desgraciadamente lo segundo es lo más probable.

El gran pecado del creativo es pensar que sus ideas son muy valiosas y merecen la atención de todo el mundo, cuando la realidad es que el mundo no tiene ninguna obligación de valorar sus ideas e interesarse por ellas; después de todo son ideas innovadoras que se salen de lo ordinario y por lo tanto del entendimiento de la mayoría de las personas: pocos disfrutan la presencia de lo desconocido, nos sentimos más cómodos ante aquello que nos es más familiar.

¿En qué consiste ese seguro “contra sí mismo”? En establecer dos vidas: una creativa y una conservadora. Por cada artista millonario hay millones de artistas en pobreza extrema que solo se alimentan de sus grandes sueños y jamás encuentran la oportunidad de convertirlos en realidad. Para esos arruinados, hubiera sido muy útil que mantuvieran un trabajo ordinario que les permitiera pagar sus necesidades básicas y evitarles la ruina. Ese es el seguro contra ti mismo, que te librará de ser presa de tus “sueños incomprendidos” y te dará los recursos y la tranquilidad emocional para perseguir tus sueños y desarrollar tu creatividad.

El abierto a la experiencia es muy propenso a dejar todo a medias; tiene un proyecto que quiere desarrollar y a medio camino se le ocurre otro que lo hace abandonar el primero y pronto se le ocurrirá otro que le hará abandonar su proyecto actual, en un cuento de nunca acabar donde se convierte en un conocedor de todo, pero en un experto en nada. Si eres alto en apertura a la experiencia y alto en neuroticismo, peor aun, porque los miles de pensamientos e ideas que cruzan por tu cabeza te generarán inestabilidad emocional. En establecer rutinas está nuevamente tu gran respuesta. De tus miles de ideas, escoge una, la más sencilla de implementar y plantéate un plan con actividades diarias para conseguir tu meta. Sé disciplinado, no cambies de idea ante el primer obstáculo.

 

Espero que estos tips te sirvan para avanzar en tu vida con mayor enfoque y mayor rapidez. Es en ese avance continuo donde siempre encontramos la fuente de la felicidad y el éxito, lo que sea que éstos signifiquen para ti.

Mucha felicidad y mucho éxito en 2019!!

 

José María López

Facebook Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of