¿Por qué muchas personas exitosas tienen una baja autoestima?

En mi camino como Coach y Consultor empresarial me he cruzado con muchas personas que tienen una amplia carpeta de éxitos personales y laborales. A primera vista, lucen seguras y proyectan autoridad y respeto; cualidades muy valoradas en el ámbito empresarial. Para la mayoría de ellas es una gran sorpresa hacerse conscientes que uno de los factores principales que afecta fuertemente su desempeño laboral es su baja autoestima.

 

Podemos pensar que la baja autoestima está destinada para personas con muy pocos logros en su vida, pero no es así, la cantidad de logros es mucho menos importante que el valor que les otorgamos a cada uno de ellos.

Frecuentemente alabamos a personas que responden a halagos con una actitud aparentemente humilde sin otorgarles demasiada importancia. No nos damos cuenta que en realidad no es una muestra de humildad, sino de displicencia; de una soberbia inconsciente que les hace pensar: ¿por qué tanto escándalo por algo tan común y corriente?

 

El orden, el poder y la competencia son tres motivaciones muy presentes en este tipo de personas, siempre encuentro al menos una de ellas.

Para las personas con una gran motivación por el orden es muy importante que todo cumpla ciertos parámetros de calidad. Se mueven mucho por el deber ser, cumpliendo reglas y demandando lo mismo de los demás. El respeto de las jerarquías, los reglamentos y los procesos tienen una gran prioridad en sus vidas y sus trabajos. Ante tal de nivel de exigencia, es muy difícil para ellas encontrar satisfacción en alguna actividad; sienten frecuentemente que se están quedando a deber y por ello valoran poco, incluso sus más grandes logros.

Para las personas con una gran motivación por el poder es muy importante sentirse reconocidas, sentirse importantes, estar en posiciones que les provean de poder y estatus social. Cuando sienten que no lo tienen, su autoestima recibe un gran golpe. De la misma manera, las personas muy competitivas necesitan alimentarse frecuentemente de esa sensación de éxito. Ganar es imprescindible para ellas poder sentirse confiadas y plenas.

 

Me he encontrado también en infinidad de ocasiones la baja autoestima en personas que están pasando por períodos de transición en su carrera. Después de muchos años de realizar un trabajo exitosamente, de repente se encuentran ante un nuevo trabajo y pareciera que todos sus logros anteriores han quedado borrados, enterrados en el olvido. Se sienten como cuando recién egresaron de sus estudios profesionales. Para retomar su autoestima y autoconfianza es indispensable para ellas recordar sus logros, valorarlos y hacerse conscientes de que las cualidades que las llevaron a conseguirlos no se quedaron en su anterior actividad, aún les acompañan y serán nuevamente los motores de los éxitos que están por venir.

 

Sin autoestima, nuestra vida se llena de miedo, de duda, de insatisfacción, de tristeza. Por ello es indispensable para alcanzar el éxito.

No pequemos de humildes, no es sano. No dejemos que el éxito se nos suba a la cabeza, pero sí hay que dejar que toque frecuentemente nuestro corazón.

Facebook Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of