Vivir en el aquí y el ahora, ¿práctico o simplemente ilusorio?

Ya es una moda en las redes sociales compartir frases y mensajes motivadores sin pensar mucho en sus significados y consecuencias. Una de esas frases tan recurridas es: vive en el aquí y el ahora, el momento presente es lo único que existe. Suena muy bien, ¿verdad?, pero ¿es esto realmente factible y sus consecuencias son siempre positivas? No, y veremos porqué.

¿Qué pasa con tu tiempo cuando estás entretenido haciendo algo? Pierdes noción de él, pasa muy rápido para ti. Cuando te das cuenta ya se fue tu día, perdiste tu cita de la tarde o al menos vas nuevamente a ser impuntual, para no perder la costumbre. Peor aún es cuando tu aquí y ahora consiste en estar dándole vueltas en tu cabeza a un montón de pensamientos, que pueden ser incluso agradables, pero te hacen perder noción del tiempo y del espacio llevándote a fantasear por horas.
Una de las mayores causas de la impuntualidad y la desorganización es la incapacidad para mantener noción del tiempo y el espacio ¿Esto que significa? Que estás tan entretenido en tu actividad presente, que pierdes noción de que hay otros tiempos y espacios que también merecen tu atención.

Trabajar con metas puede resultar muy complicado cuando estás todo el tiempo en el aquí y ahora, simplemente te cuesta trabajo mantener una visión a futuro que puedas perseguir, además de que los días se pasan como rayo y terminas preguntándote ¿a qué hora se me fue el día? ¿qué conseguí hoy?

Mientras que vivir en el aquí y el ahora ciertamente tienes grandes beneficios cuando estás disfrutando unas vacaciones, una reunión de familia o haciendo tu actividad favorita, es simplemente inviable pretender que podemos hacerlo todo el tiempo, que podemos estar siempre tranquilos y libres de estrés. Tener esa expectativa, de hecho nos provoca más estrés porque nunca la vamos a alcanzar.
No podemos pretender vivir libres de estrés, éste es necesario; nos motiva, nos hace movernos, nos hace salir de nuestra zona de confort, nos pone alertas. Si sabemos reaccionar ante él es una gran herramienta que podemos utilizar.

En síntesis, vivir el aquí y el ahora, vivir tranquilos y relajados es extraordinario, pero es indispensable no permitir que esto nos duerma y nos haga perder nuestra noción de tiempo y espacio.
Por eso la meditación es una gran herramienta; al igual que el estrés nos pone alertas. Meditar no es dormir la mente, al contrario, es mantenerla despierta en un alto grado de alerta y con el beneficio de que no tiene los efectos secundarios que el estrés presenta comúnmente y que tanto trabajo nos cuesta manejar.

Facebook Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of